Ciudades y alimentación – cómo conectar consumidores y productores. Taller EIP-AGRI.

img_7774El pasado septiembre estuvimos en Cracovia, en el taller “Cities and Food – Connecting Consumers and Producers” organizado por EIP-AGRI, un espacio de encuentro entre organizaciones agrarias, investigadores, profesionales de distintas disciplinas y responsables políticos, en el que se exploraron posibilidades de innovación urbana relacionadas con la alimentación.

El sistema agroalimentario globalizado se sustenta, entre otras cuestiones, en la invisibilización de las personas y espacios que nos alimentan. Como exponía Moya Kneafsey en la sesión de apertura de este encuentro, generalmente cuando pensamos en productos de calidad, en el café por ejemplo, los identificamos por su marca, es decir, por el nombre de la empresa qu  e los comercializa. La calidad se le presupone al intermediario, mientras quiénes cultivan nuestros alimentos y de dónde proceden, que son aspectos cruciales, son cuestiones que han desaparecido del imaginario dominante.

Cómo reconectar la ciudad con los alimentos, y a los consumidores con los productores, ha sido el tema de debate en el día y medio de duración de este taller. En distintos grupos de trabajo se identificaron potencialidades, barreras, líneas de acción y proyectos de referencia relacionados con la compra pública, la educación y sensibilización, las infraestructuras logísticas, los circuitos cortos, o el acceso a nuevos mercados.

En el grupo de trabajo sobre integracion de productores locales en el sistema alimentario regional, presentamos la experiencia de Madrid, y las formas de colaboración y coordinación que se están desarrollando en torno a la relocalización del sistema alimentario de nuestra ciudad. En el marco de la firma del Pacto de Milán por parte de nuestro ayuntamiento, destacamos como acciones fundamentales para construir una nueva cultura alimentaria y del territorio, proyectos como los mercadillos agroecológicos, Madrid Agrocomposta, o las acciones de educación ambiental, visibilización y dinamización que se están realizando desde Madrid Agroecológico. Los huertos comunitarios, las redes de grupos de consumo, los productores periurbanos y los distintos colectivos y personas que trabajan en torno a la soberanía alimentaria, tienen un papel clave en la consolidación de nuevos modelos de consumo y en la construcción de alianzas campo-ciudad. Por otra parte es necesario un apoyo firme por parte de las instituciones para poder ampliar, afianzar y profundizar en un modelo agroalimentario alternativo. Para ello serán necesarias estructuras administrativas y marcos normativos que permitan su desarrollo y que permitan la interlocución y colaboración entre gobierno y sociedad civil. Además la reterritorialización del sistema alimentario no tendría sentido si se apoyara en la agroindustria convencional, su verdadero potencial transformador se encuentra en encararlo como un proceso de transición agroecológica y de democratización del sistema agroalimentario.

El encuentro también nos ofreció la oportunidad de conocer algunos de los proyectos que se están desarrollando en Cracovia, donde, a pesar del escaso interés inicial por parte de los responsables políticos y los agentes económicos, se están desarrollando iniciativas de apoyo a los pequeños agricultores, de abastecimiento de productos locales en hospitales y colegios, de actividades de educación escolar, o de formas de compra colectiva. Como no podía ser de otra forma, visitamos un mercado campesino de la región de Malopolska, en el que descubrimos los productos y recetas locales, y compartimos una tarde de celebración en la que se ofreció un colorido homenaje a los productores. En primera fila destacaba el entusiasmo y la cara de estar pasando bastante frío… de Pepe, Julián y Valle, compañeros que desde Valencia, Fuenlabrada y Madrid, trabajan en la relocalización del sistema alimentario en nuestros territorios.